«Al pueblo catalán se le ha enseñado a sentir, no a pensar»

Josep Bou intervendrá como ponente el próximo lunes en un debate en Madrid titulado «El fortalecimiento del coraje cívico en la defensa de España» organizado por la Fundación Villacisneros y Valores y Sociedad.

-¿Por qué no ha habido una reacción empresarial más nítida contra el independentismo?

-Los empresarios en Cataluña son un colectivo que ha estado desde 2012 callado. Ausente de la escena pública. Tradicionalmente tenían una gran fortaleza política en España. El empresariado catalán se ha ausentado de la escena pública. Porque tenía mucho que perder y tiene la carga moral de no haber hablado a tiempo ante esta locura. Porque al resto de España le puede afectar, pero Cataluña puede quedar destrozada.

-¿Ha dado la espalda la antigua CiU a los intereses empresariales?

-Todos los partidos que abrazan el independentismo perecen, menos el genuino, que es ERC. Convergencia está destrozada. Lo que está haciendo es sobrevivir. Está apoyada en la CUP. Y esto es penoso para la clase política catalana.

-¿Hay margen para la reacción?

-Esto nadie lo sabe. Ni la propia Generalitat es capaz de controlar la situación en la que nos encontramos. Han insuflado a una parte importantísima, sobre todo a jóvenes, mediante una estrategia de desafección. Esto ha llegado demasiado lejos. Al pueblo catalán se le ha enseñado a sentir, no a pensar. Es difícil convencer a una parte de esas personas. El daño está hecho. Pero hay que atraer a una parte del pueblo de Cataluña. Un sector no se va a arreglar, pero conviviremos con ello.

-¿Cómo implicar al pueblo?

-Hay que hacer sentir a los catalanes parte de España. Que el Estado no sea residual en Cataluña, que lo es en estos momentos. Es un trabajo para compensar 30 años del pujolismo contra la nación española.

Leer noticia en ABC »

Deixa un comentari

*

captcha *