Empresarios catalanes avisan en el Parlamento Europeo del riesgo económico del independentismo

Representantes de Empresaris de Catalunya, organización contraria al proceso independentista, expusieron este miércoles en una sala del Parlamento Europeo (PE) los riesgos que entienden acarrea el proceso soberanista catalán para la economía.

“Promover la separación de Cataluña de España mediante un referéndum ilegal (…) es un disparate de consecuencias negativas para Cataluña, para el resto de España y para la Unión Europea”, resumió el presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, en representación de los 400 afiliados a esa organización.

El acto estuvo impulsado por la eurodiputada liberal Teresa Giménez Barbat y se llevó a cabo un día después de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, pronunciara una conferencia sobre el proceso de independencia catalana en otra sala de la Eurocámara, que contó con la presencia de una veintena de eurodiputados, pero sin autoridades de la Unión Europea.

No ha sido una contraprogramación” pero “estamos muy contentos de que haya sucedido esto” porque permite visualizar “dos Cataluñas divididas”, explicó Giménez Barbat, quien contrapuso “la Cataluña de la quimera, la fantasía” a la “real, que paga impuestos y es víctima de la Cataluña que estuvo aquí ayer“.

Por su parte, el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Autónoma de Barcelona, Joaquín Molins, señaló que la “narrativa del nacionalismo de los años ochenta es inventarse cosas y, hasta que no están desmentidas empíricamente, continúan insistiendo en ellas”.

“Nunca en la historia ha habido tal cantidad fenomenal de hablantes en catalán como hasta ahora”, un idioma que maneja el 94,3 % de la población en Cataluña, según datos de 2013 de Idescat.

Para cerrar su intervención, Molins definió la actitud del Gobierno de la Generalitat como “impostura: fingimiento o engaño con apariencia de verdad”.

El tercero de los ponentes, el abogado y miembro de Empresaris de Catalunya Carlos Rivadulla alertó de la “tensión territorial política y social con el resto de España, que no dejan de ser nuestros amigos, clientes y proveedores”, y cifró en 2.650 empresas el saldo neto de compañías que han abandonado Cataluña desde 2012.

A la conferencia asistieron también los eurodiputados de Ciudadanos Javier Nart y Carolina Punset, la exmiembro de UPyD Beatriz Becerra, y el popular Santiago Fisas.

Lo único que hizo el presidente Puigdemont fue pegarse un tiro en el pie” al decir que convocaría “un referéndum legal o ilegal”, lo que, a su juicio, provoca “escalofríos en Europa”, agregó Fisas, quien criticó que la Generalitat hubiera gastado 128.000 euros en la visita a Bruselas.

Por su parte, el europarlamentario liberal Enrique Calvet aseguró que su objetivo es “quitar una zona protonazi de Europa y devolver los derechos civiles”, en referencia a la presión existente para que solo se utilice el catalán en todos los ámbitos de la sociedad.

Fuente: EFECOM

Ver impacto en euroefe »

Ver impacto en El Confidencial »

Ver impacto en Heraldo »

Ver impacto en El Diario Montañés »

Ver impacto en El Norte de Castilla »

Ver impacto en El Comercio »

Ver impacto en El Diario Vasco »

Ver impacto en Las Provincias »

Ver impacto en Sur »

Ver impacto en La Verdad »

Ver impacto en La Rioja »

Deixa un comentari

*

captcha *