Empresaris de Catalunya advierte que Catalunya camina hacia un presupuesto fallido que implicará un frenazo en el empleo y en la obra pública

Priorizar el Procés sobre la economía es considerado para EC una irresponsabilidad y un lujo que las empresas catalanas no se pueden permitir. “El Govern de la Generalitat y la CUP buscan el choque de trenes premeditadamente y orillan todas las necesidades de la población en aras del separatismo” afirma José Bou, presidente de EC.

Empresaris de Catalunya, EC, organización empresarial partidaria de que Catalunya forme parte de España y en consecuencia contraria al proceso independentista y que agrupa a más de 400 directivos y empresarios catalanes, ha lanzado una alerta sobre el cada vez más complejo proceso de negociación de los presupuestos de la Generalitat para 2017.

Para EC la negociación que están llevando a cabo Junts X Sí y la CUP tiene dos grandes peligros:  el primero es que desemboque en la enésima crisis institucional debido a que no haya acuerdo para aprobar dichos presupuesto y el segundo, aún más grave, es que el Gobierno de la Generalitat ceda a las pretensiones de la CUP para obtener su apoyo en el Parlament de Catalunya.

Para Empresaris de Catalunya si la negociación sigue el camino que ha tomado de incluir partidas específicas para financiar con recursos públicos la celebración de un referéndum de secesión unilateral, dichos presupuestos serán, lógicamente, recurridos ante el Tribunal Constitucional y anulados con el resultado de que Catalunya seguirá un año más sin cuentas públicas y por lo tanto sin política de inversión en infraestructuras, políticas de empleo y otras necesidades básicas de la sociedad catalana.

Oposición al incremento de impuestos y a la creación de partida para organización un referéndum de secesión unilateral
José Bou, Presidente de EC cree que “hay una estrategia premeditada de confrontación y vulneración del marco legal para crear un ambiente cuanto más tenso mejor, tal como han reconocido públicamente los líderes de la CUP“. “Esta estrategia política –afirma BOU- es, además de irresponsable, la garantía de un frenazo económico para Catalunya y los catalanes”.

Catalunya, opina EC, no puede permitirse una suspensión y anulación del TC del presupuesto como resultaría de incluir partidas para materias fuera del marco competencial estatutario de la Generalitat dado que esa falta de cuentas públicas se traduce en “frenazo al empleo y menos décimas de crecimiento del PIB en Catalunya”.

Asimismo desde EC se cree que la incorporación de nuevas figuras tributarias o el incremento de impuestos supondrá un frenazo al consumo y un hachazo a la tesorería de las empresas catalanas.

Preocupación empresarial por la falta de rumbo
Para Bou “no es solo grave la cesión frente a la CUP sino las divergencias y falta de criterio dentro del propio gobierno. Asuntos como la crisis en la sanidad pública catalana con los enfrentamientos entre miembros del PDECat y ERC no son un buen augurio para la economía catalana”. El líder de los empresarios catalanes considera que “en Catalunya estamos en una época donde en el Gobierno autonómico la frivolidad y el maximalismo ideológico se han impuesto, lamentablemente, a criterios de gestión y eficacia razonables”.

Deixa un comentari

*

captcha *