Empresaris de Catalunya cree que la convocatoria del Pacte Nacional pel Dret a Decidir perjudica a la economia

El presidente de Empresaris de Catalunya, José Bou, cree que la Generalitat de Catalunya adopta una política autárquica y aislacionista que frena la marcha de las empresas.

Empresaris de Catalunya considera que la convocatoria del Pacte Nacional pel Dret a Decidir prevista para el próximo 23 de diciembre es un hecho insólito en un momento de deshielo de las relaciones entre el Gobierno central y el de la Generalitat.

La convocatoria de dicho pacto frena de forma unilateral cualquier opción de acuerdo y provoca una fusión entre la propuesta política de la CUP y la de los partidos que forman Junts pel Sí.

En este momento, cuando se abre la puerta a la negociación de la nueva financiación autonómica u otras reformas en el campo de la educación, fiscalidad, etc… tomar la senda de la unilateralidad, que es lo que supone el Pacte Nacional pel Dret a Decidir, es un error estratégico que provoca incertidumbre política, pérdida de influencia y peso en España y Europa y, por lo tanto, perjudica a la marcha de la economia catalana.

Para Bou, mantener la propuesta de referéndum unilateral es “una batalla superada“. La sociedad y en concreto el mundo de la empresa piden diálogo, cerrar acuerdos y no propuestas aislacionista y autárquicas.

El líder de los empresarios catalanes cree que “Europa está viendo qué supone a nivel social y económico el populismo y Catalunya tiene ahora la oportunidad de aprender de la experiencia de otros y abrirse al acuerdo, diálogo y concordia, huyendo de propuestas rupturistas“.

Es el momento que el gobierno de Puigdemont – Junqueras reconozca que el acuerdo del Parlament del 9N de 2015 que proponía la secesión unilateral y la desconexión fue un error y se inicie un camino de normalidad que potencie la recuperación económica y la recuperación del liderazgo empresarial de Catalunya en España y Europa. Por eso nos parece fundamental la desconvocatoria del Pacte Nacional del Dret a Decidir.

Puigdemont debe dejar de usar a la CUP como excusa para dejar de lado sus obligaciones y debe recordar que se debe a todos los catalanes sin exclusión. En este mismo sentido, Empresaris de Catalunya considera que la anunciada decisión de Puigdemont de no asistir a la reunión de presidentes autonómicos, prevista para el 17 de enero de 2017, es un gravísimo error por cerrarse al diálogo y a la colaboración con el resto de comunidades autónomas de España, y con quien mantenemos ya no tan solo lazos culturales y sociales muy estrechos, sino también económicos de gran relevancia para la economia catalana. No asistir es negar la palabra y la cooperación. Un grave error.

Es mejor, afirma Bou, “una rectificación a tiempo que un error sostenido en el tiempo“.

Deixa un comentari

*

captcha *