Empresaris de Catalunya (EC) afirma que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se perdió el día que los separatistas votaron la independencia en el Parlamento de Catalunya

EC considera que Puigdemont ha sido aliado consciente y activo de los competidores de Barcelona al hablar mal desde Bruselas tanto de su propio país como de las autoridades europeas.

Empresaris de Catalunya (EC), asociación empresarial partidaria de la permanencia de Catalunya en España y la Unión Europea formada por casi 500 empresarios y directivos, cree que Barcelona perdió la votación por la sede de la Agencia Europea del Medicamente el día 26 de octubre cuando en el pleno del Parlament se realizó la votación ilegal de la independencia de Catalunya.

Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya (EC) afirmo que “todos los empresarios saben que la estabilidad y la seguridad jurídica son fundamentales para captar inversiones”. Para Bou “los políticos separatistas han primado su ideología basada en la confrontación, despreciando sus evidentes consecuencias, al interés de los ciudadanos”.

Más allá de la pérdida de puestos de trabajo directos, alrededor de 1.000, el impulso al mercado inmobiliario o al sector hotelero y hostelero en especial en el distrito 22@ y Diagonal Mar, lo peor es el impacto negativo que para Barcelona y España en su conjunto está teniendo la política separatista basada “en un cóctel de inestabilidad institucional, subversión y enfrentamiento que tiene como resultados la derrota que todos hemos sufrido ayer en la votación por la agencia del medicamento”.

Josep Bou considera que para los competidores de Barcelona derrotarnos ha sido muy fácil “Puigdemont les ha hecho el trabajo sucio a Ámsterdam o Milán dado que nada es mejor para los intereses de un país que compite con el tuyo que contar con ciudadanos de tu competidor hablando mal de su propio país tal como vienen haciendo Puigdemont y Comín –exconsejero de Sanidad- en Bruselas las últimas semanas”.

La asociación empresarial catalana también ha mostrado su estupefacción por la “anticampaña” realizada por la Alcaldesa Ada Colau. Bou subraya que “Colau ha cometido dos errores que han puesto en bandeja la EMA a Ámsterdam. El primero fue la expulsión del PSC del Gobierno Municipal, lo que ha transmitido imagen de inestabilidad a las autoridades europeas y el segundo es su declaración de que las bases de su partido no eran partidarias de la EMA”.

EC cree que “el cóctel de separatismo y populismo nunca tiene como resultado efecto positivo alguno para la economía”.

Asimismo, EC ha enviado una carta al Director General de GSMA Mobile World Congress, empresa que gestiona y organiza el congreso Barcelona Mobile Congress, solicitándole que, a pesar de la situación actual, otorgue un voto de confianza a la ciudad antes de tomar una decisión crucial y definitiva sobre el cambio de ubicación del congreso, a expectativas de las próximas elecciones autonómicas.

El Sr. Mats Grandryn ha contestado a EC asegurando que de momento no se va a tomar ninguna decisión definitiva, y que el Barcelona Mobile World se celebrará en Barcelona en 2018, pero que continuarían analizando la situación política en Cataluña para evaluar cualquier potencial riesgo a la organización del congreso.

De nuevo, las inquietudes de la empresa GSMA Mobile World Congress constituyen un serio aviso más sobre los graves problemas económicos y sociales que puede sufrir Cataluña por la inestabilidad política que representa el separatismo.

Deixa un comentari

*

captcha *