Empresaris de Catalunya exige respeto a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el “procés”

EC hace un llamamiento a las instituciones autonómicas y al separatismo a respetar el fallo judicial y a salvaguardar el orden público y la convivencia en Cataluña.

Empresaris de Catalunya, organización que agrupa a más de 500 empresarios, autónomos y directivos de empresas catalanas favorables al respeto a la ley y el mantenimiento de Cataluña dentro de España, considera que la sentencia del Tribunal Supremo, conocida hoy, debe ser, lógicamente, respetada y cumplida por todos.

“Esta sentencia es la culminación de un proceso judicial que se ha llevado a cabo con todas las garantías, tal y como corresponde a una democracia de primer nivel como es España. Los hoy condenados eran perfectamente conocedores de que sus irresponsables actos tendrían consecuencias jurídicas. Eran igualmente conscientes de la tensión y peligro de quiebra social al que nos habían expuesto a todos. La labor del Magistrado Marchena y del resto de jueces del Tribunal Supremo ha sido encomiable”, asegura Carlos Rivadulla, presidente de EC.

Rivadulla afirma que la democracia siempre vence. Y que los políticos separatistas que tengan la intención de volver a incumplir la ley y a atentar contra nuestra democracia, se encontrarán nuevamente con la respuesta de la justicia. Pero también con la oposición de una buena parte de la sociedad civil catalana que siempre hará frente a los intentos de algunos de quebrar las normas que rigen nuestra convivencia.

EC hace un llamamiento a que cualquier protesta o manifestación que se realice por parte del separatismo se haga dentro de la legalidad y con el máximo respeto al orden público y a la convivencia. Cualquier intento de hacer una “parón general”, de cortar carreteras o infraestructuras, o de paralizar la economía, no solo supondría la vulneración del derecho del resto de catalanes al trabajo o a la libre circulación, sino que amenazaría, de nuevo, con crear más desconfianza e inestabilidad económica en la región. Algo que no nos podemos permitir más.

Cataluña ya ha generado durante los últimos años excesiva y gratuita inestabilidad política y económica. Sin la confianza de nuestros empresarios, consumidores, proveedores o inversores, se está poniendo en serio peligro el bienestar y el empleo de los catalanes en el medio y largo plazo.

Deixa un comentari

*

captcha *