EMPRESARIS DE CATALUNYA: ‘Han huido de Cataluña 5.000 empresas, no 3.000’

De continuar el proceso independentista, el 42% de los directivos de Cataluña sacaría su mercantil. El 91% están “muy preocupados” por la situación política y el 56% asegura que ha bajado su facturación.

La plataforma Empresaris de Catalunya, presidida por Josep Bou y formada por más de 400 empresarios y directivos catalanes, advierte de que no son 3.000, sino 5.000 las empresas que han abandonado Cataluña por el proceso independentista. Según los últimos datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España, más de 3.040 mercantiles han trasladado su sede social desde es a otra comunidad a otras regiones entre el 2 de octubre y el 1 de diciembre como consecuencia de la inseguridad e inestabilidad política. Una cifra que esta plataforma afirma que se eleva a 5.000 si contamos desde que empezó el procés. Señala que si no ha trascendido es porque los empresarios tienen miedo a hacerlo público, no se atreven a dar la cara.

 A esta trágica estampa hay que añadir la “parálisis total de inversiones extranjeras”, la caída del 30% del negocio en bares y restaurantes; de un 25% en los hoteles, que además tienen sus reservas a la mitad que el año pasado; un descenso del 50% de las compraventas de viviendas; de un 20 % en las grandes superficies y de un 11 % en el pequeño comercio, así como un descenso del PIB estatal previsto para este año de 0,3 puntos, pero que de mantenerse la inestabilidad, podría generar una caída del 2,5 % en el próximo bienio, equivalente a 30.000 millones de euros.

si noviembre suele ser un mes malo, este año ha sido el peor desde 2009 para Cataluña, según denuncia Empresaris de Catalunya.

Además, este pasado viernes, el Banco de España ha rebajado una décima su previsión de crecimiento económico para 2018 y 2019, hasta el 2,4% y el 2,1% respectivamente, como consecuencia del aumento de la incertidumbre ligada a la situación política en Cataluña, que tendrá un impacto negativo sobre el consumo privado y la inversión.

Más aún, de continuar el proceso independentista el 42% de los directivos de Cataluña trasladarían “total o parcialmente” sus empresas, en caso de llevarse a cabo una declaración unilateral de independencia o de mantenerse un proceso no acordado con el Estado. Así se desprende del informe Refem Empresa, Refem Catalunya de la escuela de negocios Esade. Revela también que el 91% están “muy preocupados” por la situación política y el 56% asegura que ha bajado su facturación.

Deixa un comentari

*

captcha *