Entrevista a ABC: «el impacto real del proceso lo sufriremos en cinco años»

Carlos Rivadulla, fotografiado esta semana en Barcelona. Foto: Pep Dalmau

Empresario, emprendedor, abogado especializado en propiedad industrial e intelectual, Carlos Rivadulla asumió hace pocas semanas la presidencia de Empresarios de Cataluña, la asociación empresarial contraria a la independencia. El paso dado por su expresidente José Bou de concurrir con el PP a la alcaldía de Barcelona ha puesto a Rivadulla al frente de una entidad que bordea los 500 asociados.

—Los años 2007 y 2018 estuvieron marcados por el cambio de sede de más de 4.000 empresas. Sin embargo, la Generalitat y el independentismo siempre han minimizado su impacto.

–Cómo no va a tener eso impacto. Solo las consecuencias tributarias son muy importantes… los centros de decisión se van, Cataluña pierde…

–El Govern prácticamente dice que el impacto económico del «procés» es neutro.

–El soberanismo tiene una ventaja al explicar eso, y es que los efectos del proceso en la economía no son inmediatos. Esto no es como el tsunami de Fukushima, que en cuestión de minutos pasa una ola que te arrasa el PIB. Aquí lo sufriremos en 4 o 5 años. Vamos a ver, es cierto, nadie se muere de hambre por la calle por lo que está pasando, pero asegurar que no ha tenido consecuencias es falsear.

–La capacidad de atracción de inversiones ha sido oscilante.

–Es obvio que Cataluña ha seguido atrayendo inversiones, pero no sabemos las que ha perdido. El coste de oportunidad no es medible. Una multinacional nunca te hará una nota de prensa explicando que quería hacer una inversión y la ha descartado, y menos aún por cuestiones políticas.

–Sí ha habido intentos de medir el impacto real.

–Un estudio del BBVA Research lo cifró en dos décimas de PIB, lo que equivale a unos 40.000 puestos de trabajo. Si de golpe cierras una serie de centros y pierdes 40.000 empleos tienes un problema en la calle. Pero si el caso es que por el procés no creas esos 40.000 puestos, nadie se queja. Por otra parte, sí conocemos inversiones o proyectos que se han perdido. El más importante, la Agencia Europea del Medicamento (EMA): 800 puestos de trabajo super calificados, unas 40.000 visitas anuales… Y quien pierde es España en conjunto: la EMA no se fue a Burgos, sino a Amsterdam.

–La Generalitat replica que han venido Facebook, Amazon…

–Lo que tenemos es una subcontrata de Facebook con 400 puestos, y no precisamente de alta calificación. Amazon igual… Tendría que haber una situación muy grave para que no viniesen. La Generalitat distrae al personal enseñando proyectos concretos. Está bien, bienvenidos sean, pero podríamos estar mucho mejor. Es obvio. Hablamos con fondos de inversión y nos lo dicen: hay muchos proyectos paralizados.

–La economía catalana, eso es cierto, ha seguido tirando.

–El soberanismo ha tenido la suerte de que en los últimos años el crecimiento económico ha sido robusto. Sucede lo mismo con la marca Barcelona, que a pesar de todo cuenta con una gran inercia. Pero no todo es eterno, y el peligro es que esto del procés se cronifique y nos conduzca a una muerte lenta.

–Hay críticas a la poca implicación de los empresarios a la hora de combatir el «procés».

–Entiendo que los empresarios no quieran entrar en el debate político. Solo lo hacen a través de las patronales y cuando hay asuntos que afectan a la economía, a la empresa…. cuestiones laborales, tributarias… Muchos pensaron que esto del proceso no les incumbía, y es todo lo contrario, porque afecta a lo básico, a la economía, a las empresas… Las patronales han acabado por posicionarse, pero de una manera muy tibia… Y a título personal, únicamente Lara, Bonet… las patronales tendrían que haber sido más claras…

–Fomento del Trabajo ha reclamado a ERC y PDECat que apoyen los Presupuestos de Sánchez.

–Pues a mí lo que me preocupa es que en la negociación de los Presupuestos se pague un precio político. Pedro Sánchez deberá explicarse. Obviamente, no me parece mal que se invierta en Cataluña, lo que me parece mal es que esto sea una contrapartida política. Que a medio y largo plazo sea alimentación asistida al proceso y al gobierno de Torra.

 

 

Deixa un comentari

*

captcha *