Foment ve «urgente» la estabilidad institucional

La patronal Foment del Treball Nacional calificó ayer de «urgente» que Cataluña recupere la «estabilidad institucional y la seguridad jurídica» para garantizar las inversiones y el crecimiento económico y del empleo, que se ha visto afectado, a su juicio, por la crisis política.

Pese a valorar positivamente los últimos datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), que revela una reducción del número de parados en Cataluña en 2017 en 79.200 personas, Foment subraya que en el último trimestre se ha notado «una cierta ralentización» en el crecimiento del empleo.

En un comunicado, la patronal asegura que esta ralentización se debe, en parte, a «las tensiones políticas y a las incertidumbre jurídicas provocadas». «Aunque las perspectivas en materia de empleo son positivas, es urgente generar un escenario de estabilidad institucional y seguridad jurídica como requisitos imprescindibles para garantizar inversiones y el crecimiento económico y del empleo», apunta.

El desempleo bajó al cierre de 2017 en quince comunidades autónomas, en especial en Aragón, con una caída del 17,32 por ciento, seguida de Andalucía, Cataluña y País Vasco, donde los retrocesos en el porcentaje de desempleados se situaron en torno al 14 por ciento, mientras que subió en La Rioja y Cantabria. En concreto en Cataluña, el número de desempleados bajó en 79.200 personas, hasta los 479.200 parados, lo que sitúa la tasa de paro en el 12,63%.

Por su parte, la entidad Empresaris de Catalunya, que aglutina a empresas y directivos contrarios a la independencia, también aludió a la situación política, advirtiendo de que el intento de investidura telemática de Carles Puigdemont provocará «una nueva paralización de las instituciones catalanas» y llevará a Cataluña a «una severa crisis económica».

En un comunicado, esta agrupación afirma que «el nuevo juego del independentismo basado en intentar la investidura telemática de Puigdemont sólo provocará una nueva paralización de las instituciones catalanas, una nueva frustración de los independentistas y llevará a Cataluña a una severa crisis económica prolongada en el tiempo». En esta línea auguró que esta crisis tiene «pocos visos de remitir hasta que la estabilidad política y el respeto a la legalidad constitucional retornen».

Deixa un comentari

*

captcha *