Las caras que libran la batalla en el exterior contra el relato ‘indepe’

La asociación Llibertats, Empresaris de Catalunya, Antonio Banderas, Javier Cercas… Todos ellos han contribuido a refutar el relato separatista en el exterior ante la incomparecencia del Ejecutivo de Rajoy.

La inoperancia del Gobierno para contrarrestar la expansión del relato del separatismo catalán en el exterior ha quedado de manifiesto, en especial tras las últimas declaraciones de la ministra de Justicia alemana, que recibieron una tibia respuesta desde España.

 Mientras sietes separatistas procesados por Llarena llenan de mentiras periódicos, televisiones, aulas de universidades y Twitter, el Gobierno mira hacia otro lado.

Pero la sociedad civil no parece estar dispuesta a que las bianeaventuranzas de la ‘Arcadia catalana’ calen en el exterior. Escritores, filósofos, profesores, juristas, expolíticos y hasta el ‘Ejecutivo’ de Tabarnia le están haciendo los deberes a Rajoy.

Si uno piensa en una asociación que desmonta las mentiras del separatismo, probablemente se le venga a la cabeza Sociedad Civil Catalana. También están los eurodiputados que cumplen su tarea de defender al Estado, o los políticos nacionales que se desplazan al exterior para desintoxicar a la opinión pública. 

Sin embargo hay otros que, sin cobrar del Estado, contribuyen a la causa de la contrapropaganda. Aquí van algunos ejemplos de quienes han empuñado la verdad para dar la batalla dialéctica en el exterior al independentismo:

Empresarios de Cataluña

La asociación dirigida por Josep Bou envió una delegación al Parlamento Europeo el pasado mes de noviembre para alertar sobre el riesgo económico que supone para Cataluña el desafío secesionista.

En el momento álgido de la fuga masiva de compañías de la región, Empresaris de Catalunya puso encima de las mesa las cifras del ‘procés’ e hizo propósito de enmienda: “hubo un tiempo en que permanecimos silentes. Es un grave error que hoy pagamos con creces”.

Llibertats

Ya se anticiparon al problema y, meses antes de que se celebrase el referéndum ilegal, el fundador de esta asociación de juristas catalanes contra la independencia se desplazó hasta la capital belga para alertar de las violaciones legales que perpetraba el ‘procés’.

Pere Lluis Huguet Tous fue entonces invitado por la eurodiputada Teresa Giménez Barbat, un referente junto a Enrique Calvet en desmontar las mentiras ‘indepes’. Llibertats centra su estrategia en rebatir jurídicamente a Puigdemont y sus correligionarios, labor que ha culminado -ya en los tribunales- VOX, cuya denuncia contra el exjuez Santiago Vidal supuso el pistoletazo de salida al juicio contra los secesionistas.

Profesores universitarios

“Clara es una estimada colega y estamos comprometidos a protegerla”. Son palabras de la directora de la Universidad de Saint Andrews, Sally Mapstone, en defensa de la exconsejera Clara Ponsatí -fugada en Escocia- contra la que el juez Llarena cursó una orden de entrega.

Una veintena de profesores universitarios, respaldados por asociaciones como SCC y Llibertats, remitieron una carta a Mapstone en la que describían punto por punto el cúmulo de ilegalidades cometidas por Ponsatí y el resto del Ejecutivo catalán. “Por lo anterior, nosotros, los abajo firmantes, exigimos que se muestre a las autoridades españolas el respeto que merecen. Sin duda, usted sabe que sus acusaciones contra la Justicia española están alentando a sus propios estudiantes a unirse contra los jueces españoles“, concluía la misiva.

Las cartas de “Basta ya”

Este grupo que aglutina a personalidades de la sociedad española ha ejercido una gran presión sobre las instituciones europeas. María San Gil, Rosa Díez, Fernando Savater, Carlos Martínez Gorriarán… firmaron la última misiva remitida a todas las instituciones comunitarias en la que pedían ayuda a Bruselas para frenar el desafío secesionista: ”Es el momento de que las instituciones europeas apoyen a España para restablecer el orden constitucional y las reglas de la democracia en una parte del país y de la Unión Europea, controlada por una administración sediciosa y una clase política corrupta”.

“Toda Europa quedaría muy negativamente afectada si los planes separatistas acabaran imponiéndose”, en lo que recordaría a “la explosión de la antigua Yugoslavia”,circunstancia que “afectaría tarde o temprano a muchos otros Estados, terminando con el magnífico proyecto de una Europa libre de nacionalismo destructor y xenófobodentro de sus propias fronteras”, indicaban.

El proyecto de Tabarnia

Albert Boadella ha logrado poner al independentismo frente al espejo de lo absurdo. El ‘presidente’ de la región viajó la semana pasada a Bruselas junto a una modesta comitiva compuesta por miembros de su gabinete capitaneada por Jaume Vives. Este grupo de catalanes defensores de la Constitución emplea armas de propaganda similares a las del separatismo -siempre desde la sátira- que ha puesto de los nervios a más de uno. La operación ‘Pica en Flandes’, la visita a la mansión de Puigdemont en Waterloo, y la conferencia en el Parlamento Europeo en contra de la xenofobia del nacionalismo catalán han triunfado también fuera de nuestras fronteras.

Y Boadella incluso tiene ‘leña’ para el Gobierno central: ‘’la falta de decisión de Rajoy la estamos pagando muy cara’’, indicaba este miércoles durante la presentación de un libro. El dramaturgo reprochó a Rajoy que permitiera el conato de referéndum o que no interviniera en el “adoctrinamiento” que se practica en las escuelas catalanas.

Los Banderas y Cercas

Estrellas cinematográficas de la talla de Antonio Banderas también han contribuido a combatir las mentiras ‘indepes’. El actor se ha convertido en un altavoz de precio incalculabe que, en su última entrevista en un medio internacional promocionando su película sobre Picasso, afirmó lo siguiente: ‘’Picasso habría permanecido del lado de la ley, de la Constitución. Es el lado en el que yo también esto’’.

”Es mucho más complicado. Voy a meterme en problemas. Si tú eres quien lleva a mis hijos como escudos, a mis mayores como escudos, y quebrantas la ley, estás poniendo una cruz sobre ellos. Es un poco gracioso, ¿no? Hubo 900 personas heridas, ¿dónde están?”, sentenció sobre la pregunta que le planteó The Guardian relativa a la supuesta violencia del 1-O.

Y luego está el escritor de izquierdas Javier Cercas, que firmó un artículo esta semana en el diario alemán Süddeutsche Zeitung contra la actuación de los líderes secesionistas catalanes, a los que acusa de haber protagonizado “un golpe de Estado, lo que no implica forzosamente violencia”.

Los líderes secesionistas detenidos, destacaba, no son presos políticos, sino que están acusados de delitos graves, como rebelión, que se aplica a quienes intentan un golpe de Estado. “Me pregunto por qué alemanes bienintencionados creen que Puigdemont no debería ser extraditado. ¿Porque España presuntamente no sería un estado de derecho tras cuarenta años de democracia y 32 años en la UE? Eso es lo que sostiene la propaganda separatista y es una tontería”, indicaba el escritor.

“Ser elegido no otorga a nadie el derecho a derogar la democracia. Deberían recordarlo precisamente en Alemania”, zanjó.


Fuente: La Gaceta

Deixa un comentari

*

captcha *