“Los catalanes no dejarán nunca de ser lo que son: españoles”

Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya, reclama que los catalanes piensen en la economía y en la necesidad de mantener los lazos con España

El conflicto político en Cataluña puede intensificarse o cronificarse durante unos años, si el independentismo mantiene la tensión. Pero en todo ese tiempo, los catalanes acabarán defendiendo “lo que siempre han sido los catalanes: españoles”. Esa es la visión de Josep Bou, presidente de la entidad Empresaris de Catalunya, que se ha caracterizado en los últimos años por mantener una gran actividad, con diferentes iniciativas que tienen un único objetivo: “A los catalanes nos ha ido bien en España, y con la independencia perderíamos posiciones, no nos conviene, y deberían tener en cuenta todo eso, porque la economía, al final, es lo más importante que tenemos”.

Bou, en una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, ha asegurado este sábado que la economía catalana “no deja de perder posiciones”, y que Madrid superará este año a Cataluña en el peso del PIB respecto al conjunto de España. “Si en 1980, la economía catalana era un 35% mayor que la de Madrid, este año superará por primera vez el porcentaje del PIB”, que, en los dos casos se sitúa alrededor del 19%.

Los empresarios, actuaron tarde

Pero, ¿qué ha ocurrido para que Empresaris de Catalunya acabara dando el paso? Bou, que tiene una cadena de 13 panaderías y una promotora inmobiliaria, señala que las patronales y las entidades económicas de la sociedad civil “actuaron tarde, no estuvieron pendientes de lo que ocurría, tal vez porque no se tomaron en serio que el movimiento independentista pudiera llegar tan lejos”.

Esa es su percepción, en relación a Foment del Treball, el Círculo de Ecomomía, el Círculo Ecuestre, o la Cambra de Comerç. “Y, aunque es verdad que tomaron decisiones, también se debe decir que dudaron, que no acabaron de ver el problema que suponía el soberanismo”.

Las líneas rojas

El presidente de Empresaris de Catalunya cree que se podría llegar a alguna solución, con algún acuerdo, pero siempre que el independentismo acepte las reglas del juego. Por ahora, según Bou, el presidente Quim Torra, “está utilizando una política de gestos, sin traspasar la línea roja”, a pesar de los reproches en las últimas horas al Rey Felipe, al que reclama que rectifique por su discurso del 3 de octubre.

¿La solución sería lo que propone el Círculo de Economía, que presentó un documento apostando por un mayor autogobierno para Cataluña? Bou se indignó al conocer esa propuesta, pero entiende ahora que podría ser positiva siempre que se “blindara” lo que reclama la otra parte de la sociedad catalana.

Un acuerdo blindado

En una especie de nuevo pacto interno, entre los catalanes, Bou defiende que el castellano debería estar “más presente” en el sistema educativo catalán. “Si se blindan cosas en los dos sentidos, podría ser una solución”, señala.

Sin embargo, Bou ha insistido en que el independentismo no tiene sentido, por la propia historia de Cataluña y el sentimiento de la población catalana, con la convicción de fue, precisamente, Cataluña, la que ayudó a construir España y contribuyó al crecimiento económico de toda España. “Los catalanes no dejarán nunca de ser lo que son: españoles”, concluye.


Fuente: Crónica Global

Deixa un comentari

*

captcha *