Los empresarios catalanes acusan a Torra de presionarles para que se rebelen contra España

Cargan contra el discurso “victimista y supremacista” del presidente catalán y por volver a recuperar el “España nos roba”

La entidad constitucionalista Empresaris de Catalunya ha acusado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de pedir a los empresarios que “se rebelen” contra el Estado con un “discurso incendiario” y “dañando gravemente la relación de las empresas catalanas con el resto de España”. Así lo han expresado en un comunicado después de que el presidente catalán haya pedido en la Cambra de Barcelona “ayuda” y “complicidad” a la clase empresarial catalana en la reclamación “vital” al Estado de que Cataluña reciba ya los recursos que necesita para afrontar la crisis sanitaria. “Torra recupera así el discurso victimista y supremacista; el del ‘España nos roba’ y el de ‘nosotros somos mejores’ porque gestionaríamos mejor. Sin perjuicio de las serias críticas que está recibiendo su gobierno por la gestión de la crisis sanitaria en Lleida”, ha criticado la entidad.

La organización considera que los empresarios catalanes “deberían rebelarse contra Torra y su incompetente Govern” por “practicar la agitación política”, “provocar la división entre catalanes” y “envenenar las relaciones comerciales” en lugar de “gestionar” y “gobernar”. “Torra perjudica gravemente al tejido empresarial y al empleo en Cataluña. Torra solo tiene un camino, convocar elecciones de forma inmediata”, ha subrayado tras afearle también que “presuma, sin prueba alguna, más bien al contrario, de que el ejercicio de determinadas competencias se realizaría mejor por parte de la Generalitat”.

Torra pidió ayer al empresariado catalán -durante la presentación de la ‘Memoria Económica de Cataluña 2019’ por parte de la Cámara de Barcelona- que debe “asumir responsabilidades” y que acompañe al Govern en su reclamación de más recursos. “Os agradecería que nos acompañarais en esta reclamación de recursos vital. Recursos para todos los ciudadanos de Cataluña”. En esta línea ha vuelto a reclamar la vía independentista. “O tenemos un Estado propio que nos defienda o no saldremos de ésta”, tras indicar que la caída del PIB catalán para este año será más pronunciada respecto a las previsiones iniciales de la Generalitat. Estas previsiones pasaban por que la economía catalana cayera entre un 7,6% y un 8,8% este 2020 y volviera a crecer en 2021 entre un 5,1% y un 6,5%: “Este año nos aproximaremos más a una caída de dos dígitos y en 2021 demos gracias a Dios si nos podemos quedar en estos porcentajes”.

Torra se refirió al déficit de infraestructuras que sufre la comunidad catalana y ha reflexionado: “Siempre me ha extrañado que la clase empresarial no se sublevara porque si quieres más oportunidades para tus empresas, necesitas mejores infraestructuras”. “Deberíais estar en permanente tarjeta roja”, ha dicho Torra, en referencia a la reclamación de mayores inversiones para puertos, redes viarias y otras infraestructuras necesarias para Cataluña. Asimismo, ha lamentado que la inversión ejecutada en Cataluña sea unos 1.500 millones inferior a la de la Comunidad de Madrid en los últimos cinco años, pese a que la presupuestada sea superior. Y volvió a reiterar la vieja cantinela de que las infraestructuras de la comunidad dependan de “decisiones a 600 kilómetros”, en referencia al Gobierno de España.

Fuente: La Razón