Los empresarios exigen que se cumpla la ley

Las principales organizaciones empresariales piden diálogo y cohesión social al nuevo presidente de la Generalitat. También un Ejecutivo autonómico estable y que sea capaz de liderar el crecimiento económico.

Las principales organizaciones empresariales de Cataluña pidieron ayer al presidente electo de la Generalitat, Quim Torra, que forme un Gobierno “efectivo y estable”, capaz de aguantar los cuatro años de mandato, y que trabaje por la cohesión social y el diálogo de la comunidad autónoma. Tanto para las patronales como para las asociaciones empresariales o las cámaras, la defensa de la legalidad y la seguridad jurídica fue una de las principales reivindicaciones.

Los empresarios catalanes hace semanas que reclamaban a los partidos independentistas que formen Gobierno lo antes posible. Pese a que la economía catalana se mantiene en tasas de crecimiento elevadas, las principales patronales y organizaciones exigen medidas para ahuyentar las incertidumbres económicas generadas por el conflicto secesionista. La más destacada, el traslado de sedes sociales (y en algunos casos fiscales) de 3.000 empresas catalanas fuera de las fronteras de la comunidad autónoma.

La patronal de la gran empresa Fomento del Trabajo consideró como una “anomalía” que en la última década Cataluña haya vivido cuatro elecciones al Parlament. “Esperamos que el nuevo presiente forme Gobierno, abra una etapa de estabilidad gubernamental y de lealtad institucional que fomenten la cohesión social y beneficien el buen funcionamiento de la actividad económica y empresarial”, indicó la organización en un comunicado.

Con la constitución

La organización presidida por Joaquim Gay de Montellà, una de las organizaciones empresariales catalanas que más ha plantado cara al independentismo en los últimos años, recordó que la Generalitat es esencial para la estabilidad social y económica de la comunidad autónoma y pidió una acción de Gobierno comprometida con el Estatuto de Autonomía y la Constitución Española.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, pidió a Torra que respete el orden constitucional, estatutario y legal. “Debe hacer un esfuerzo por el diálogo, como también lo tienen que hacer el resto de fuerzas políticas de España para abandonar la anomalía en que se encuentra Cataluña y llegar al consenso”, aseguró.

El también presidente de Freixenet, que se declaró en las “antípodas ideológicas” de Torra, lanzó una advertencia al futuro presidente de la Generalitat. “Si este Gobierno pase de la retórica a los hechos contrarios al orden constitucional, habrá que aplicar el 155”, afirmó.

La Cámara de comercio de Barcelona también hizo hincapié en la necesidad de estabilidad en el Ejecutivo catalán. “Se debe crear un Gobierno capaz de desarrollar políticas y actuaciones a lo largo de todo el mandato que prevé la legislación vigente”, exigió en otro comunicado. La institución también pidió políticas públicas que promuevan el interés general de la economía y de la sociedad.

Para la organización presidida por Miquel Valls, el nuevo Ejecutivo catalán debe abordar ya la elaboración de un presupuesto, actualmente en prórroga, y poner en marcha un plan de dinamización económica que refuerce la confianza de los inversores.

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Jaime Malet, se mostró contrariado con el discurso de investidura de Torra. “No veo ganas de abordarlas cuestiones más importantes para la sociedad catalana”, aseguró. El empresario aseguró que el nuevo presidente de la Generalitat da “sensación de inseguridad, lo que es perjudicial para la  inversión extranjera”.

Malet también fue crítico con la posibilidad de que se reactive la vía unilateral del independentismo. “Todo lo que se haga por esa idea no va a ser en beneficio de Cataluña, sino deseos que no se van a cumplir”, afirmó. En este sentido, pidió a Torra que “diga la verdad a la población, que la aspiración de la independencia no será posible”.

Fuentes de Pimec, la patronal de la pequeña y mediana empresa de Cataluña, valoraron positivamente que el nuevo presidente electo de la Generalitat hablase de diálogo durante su discurso de investiduraen un “sentido amplio”. Las citadas fuentes pidieronque se trabaje por la gobernabilidad y estabilidad. “Hace falta recuperar las instituciones y levantar el artículo 155 de la Constitución Española”, señalaron.

En líneas similares se expresó Cecot. La patronal de las comarcas del Vallès (área industrial próxima a Barcelona) celebró que se pueda conformar un nuevo Gobierno de la Generalitat para iniciar así las negociaciones para recuperar la plena normalidad de las instituciones catalanas.

La asociación Empresaris de Catalunya no vio con buenos ojos la investidura de Torra. “Su nombramiento asustará a los empresarios y a los inversores; retraerá el consumo interno”, señaló el vicepresidente, Carlos Rivadulla. “La aplicación del artículo 155 supuso cerrar una hemorragia que ahora se volverá a abrir”, indicó.

“Debe haber un compromiso con la Constitución”

Fomento del Trabajo pidió al nuevo presidente de la Generalitat que trabaje para reafirmar la recuperación económica y garantizar la cohesión social, siempre con una actitud d’entendimiento y concordia con el Gobierno central y el resto de administraciones públicas.
La patronal catalana de la gran empresa recordó que la Generalitat es un actor indispensable de la vida económica de la comunidad autónoma y exigió a Torra una acción de gobierno comprometida con el Estatuto y la Constitución.

“Un Gobierno estable para todo el mandato”

La Cámara de Comercio de Barcelona aseguró que Torra debe trabajar por constituir un Ejecutivo estable durante todo el mandato. El presidente de la institución, Miquel Valls, ya había expresado en otras ocasiones la necesidad de cumplir los cuatro años de legislatura para tratar de abordar políticas de medio y largo plazo. La organización también exigió una defensa de la seguridad júridica, así como mejorar la coordinación entre Administraciones para optimizar las inversiones en infraestructuras.

“Va a asustar a las empresas y los inversores”

Carlos Rivadulla, vicepresidente de Empresaris de Cataluña, cree que el discurso del nuevo presidente de la Generalitat “va a asustar a las empresas y a los inversores y va a retraer el consumo interior”, como ya sucedió en octubre y noviembre. Para este empresario, “la aplicación del 155 supuso cerrar un hemorragia que ahora se ha vuelto a abrir”. Y es que la investidura de Quim Torra “reactiva la desconfianza, la visión de Cataluña como una región problemática y preocupante”.

“Genera inseguridad y perjudicará a la inversión”

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Jaime Malet, valora el discurso de Torra de forma “negativa” porque no ha visto “ganas de abordar las cuestiones más importantes” para la sociedad catalana. Destaca que generará “sensación de inseguridad, que perjudica a la inversión extranjera, española y catalana”. Para enderezar la situación, reclama al nuevo presidente de la Generalitat “que diga la verdad a la población: que la aspiración de la independencia no es posible”.

“Hay que respetar el orden estatutario y constitucional”

“Para salir de la anomalía hay que respetar el orden estatutario, la Constitución y la Ley”. Éste es el mensaje que José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, traslada a Torra, a quien ve “en las antípodas” de su pensamiento político. Pese a ello, “espero que respete las normas del juego y llegue a una concordia”, añade. Aunque el presidente de Freixenet es favorable a levantar la intervención de la Generalitat, avisa: “Si este Gobierno pasa de la retórica a los hechos, habrá que volver al 155”


 

Fuente: Expansión

Deixa un comentari

*

captcha *